Christopher Lane es el Representante Especial del FMI ante las Naciones Unidas. Su carrera en el FMI se ha centrado en las políticas macroeconómicas y el desarrollo económico en mercados en desarrollo y emergentes. Antes de asumir el puesto ante las Naciones Unidas, estuvo a cargo de las operaciones y políticas en alrededor de 70 mercados en desarrollo de bajo ingreso durante 2012-16, incluidas las iniciativas de políticas de alivio de la deuda de países que enfrentaban crisis sanitarias (por ejemplo, ébola) y el fortalecimiento de la red de seguridad financiera para los países en desarrollo. También ha participado en labores relacionadas con políticas y operaciones en Liberia, Malí, Rusia, Turquía, Lituania y Nigeria.