Philip Barrett es economista en el Departamento de Estudios del Fondo Monetario Internacional (FMI). Desde que se incorporó al FMI en 2016, ha trabajado en el Departamento de Finanzas Públicas y en el Departamento de Oriente Medio y Asia Central, donde centró su atención en Afganistán e Irán. Sus campos de investigación incluyen política fiscal, tensión social y cambio climático. Tiene un doctorado de la Universidad de Chicago.