Por Diálogo a fondo

Las Reuniones Anuales del FMI y del Banco Mundial que tuvieron lugar la semana pasada se centraron en los ajustes que requieren las políticas en un entorno marcado por un crecimiento mundial moderado y desigual, precios más bajos de las materias primas y tasas de interés en alza en Estados Unidos. Las principales prioridades para las políticas, de acuerdo con el comunicado del Comité Monetario y Financiero Internacional, son políticas que promuevan el crecimiento, preserven la sostenibilidad fiscal, reduzcan el desempleo, controlen los riesgos para la estabilidad financiera y brinden sostén al comercio internacional.

Estos temas centrales fueron también los que predominaron en los seminarios celebrados en paralelo a las deliberaciones oficiales. A continuación presentamos lo más destacado.

Perspectivas mundiales

La semana de las Reuniones Anuales arrancó con la publicación del informe Perspectivas de la economía mundial (informe WEO, por sus siglas en inglés). El FMI revisó los pronósticos de crecimiento de la economía mundial a 3,1% este año y 3,6% el próximo año. “Seis años después de que la economía mundial emergiera de la recesión más amplia y profunda de la posguerra, el santo grial de una expansión mundial vigorosa y sincronizada es aún un sueño”, anunció Maurice Obstfeld, el nuevo Consejero Económico y Director del Departamento de Estudios del FMI. José Viñals, Consejero Financiero y titular del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI, delineó la “tríada de retos” que afrontan en este momento las autoridades: las vulnerabilidades de los mercados emergentes, los legados de la crisis en las economías avanzadas y la reacción de los mercados financieros internacionales sometidos a tensiones. El informe Monitor Fiscal planteó cómo los países pueden tributar y gastar con prudencia en un entorno de volatilidad e imprevisibilidad de precios de las materias primas.

En el discurso de apertura de la Plenaria de las Reuniones Anuales —foco de las Reuniones Anuales— la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, llamó a modernizar las políticas para afianzar la resiliencia de la economía mundial, promover la cooperación y fortalecer más al FMI para atender mejor las necesidades de los miembros. Los desafíos económicos globales y sus soluciones fueron también el tema central de un animado debate transmitido por la cadena CNN. 

La mirada puesta en América Latina

El miércoles 7 de octubre, el FMI publicó el informe Perspectivas económicas: Las Américas, en el cual advirtió que la región continúa desacelerándose. Se proyecta que el crecimiento del PIB real disminuirá por quinto año consecutivo, adentrándose ligeramente en terreno negativo (-0,3%) antes de una leve mejora en 2016 (0,8%).

En un seminario dedicado a las prioridades para la región, economistas de máximo renombre afirmaron que América Latina tendrá que crear nuevas oportunidades para estimular el crecimiento, preservando los avances sociales, e incluso afianzándolos. “Los mercados emergentes tendrán que ser el motor del crecimiento en el futuro, y esta es la hora de la diversificación en América Latina”, precisó David Lipton, Primer Subdirector Gerente del FMI en un seminario sobre promoción del comercio internacional e integración financiera entre Asia y América Latina. Otro seminario señaló que el fortalecimiento de las instituciones económicas es fundamental para la estabilidad macroeconómica y el crecimiento sostenible de la region.

La página inicial del Fondo Monetario Internacional tiene más información sobre los seminarios, sesiones informativas, conferencias de prensa y muchos otros eventos durante las Reuniones Anuales.