Se proyecta que el crecimiento en América Latina y el Caribe repuntará en 2013, tras desacelerarse este año, y las perspectivas siguen dominadas por riesgos a la baja, señaló el FMI.
 
Saúl Lizondo, Director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI
Saúl Lizondo, Director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI
Se prevé que el crecimiento del producto en la región se moderará al 3,2% en 2012, frente al 4,5% registrado en 2011, debido al impacto de las políticas más restrictivas aplicadas con anterioridad y al debilitamiento de la demanda externa. En adelante, se proyecta una expansión del producto de alrededor de 4% en 2013, respaldada por la recuperación mundial y las condiciones subyacentes externas favorables, señaló el FMI en la actualización del informe Perspectivas económicas: Las Américas, que el FMI publicó el 12 de octubre en Tokio, Japón.
 
Los riesgos mundiales a la baja se han intensificado. Los dos riesgos a corto plazo son el recrudecimiento de la crisis de la deuda en Europa y un ajuste fiscal mucho mayor de lo conveniente en Estados Unidos. A mediano plazo, el principal riesgo sigue siendo la posibilidad de que una fuerte desaceleración en China, un importante mercado para las exportaciones de materias primas de la región.
 
Para ver más detalles, lea el informe completo aquí.