(Foto: Barlosz Hadyniak/iStock by Getty Images)

Por Zohra Khan y Lisa Kolovich

(English, Português)

Todos los días, mujeres de todo el mundo experimentan unas menores oportunidades educativas y laborales que los hombres, así como una menor representación política. Aunque muchos países son conscientes de la importancia de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres, todavía puede hacerse más mediante un diseño del gasto y de la tributación que permita avanzar hacia la igualdad de género; este proceso se denomina presupuestación con perspectiva de género.

Según un informe de las Naciones Unidas, a escala mundial la brecha salarial total de género es del 24%, las mujeres tienen un 26% menos de probabilidades que los hombres de ocupar un empleo, el 75% del empleo ocupado por mujeres no está regulado o, en cierta medida, es informal y, desde el punto de vista económico, las mujeres siguen estando desfavorecidas. Un buen diseño de las políticas puede mejorar la eficiencia y la equidad del proceso presupuestario en su conjunto, ya que se pretende abordar la desigualdad de forma específica. Por encima de todo, este tipo de presupuestación con perspectiva de género puede lograr cambios reales en la vida de las personas.

En Ecuador , la presupuestación con perspectiva de género a escala provincial creó oportunidades para mujeres como María Rosa Susquilanda que, de esta manera, pueden vender sus productos en los mercados locales. La presupuestación con perspectiva de género en Etiopía ha ayudado tanto a mujeres como a hombres a entender la importancia del papel de las mujeres en la economía. En el kebele de Yefag, por ejemplo, las mujeres participaron en el comité local sobre agua, en el que se estudió la construcción de puntos de agua teniendo en cuenta las consideraciones de las mujeres.

De la combinación de los resultados de una encuesta a escala mundial , realizada de forma conjunta por el FMI y el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID, por su siglas en inglés) sobre medidas en materia de presupuestación con perspectiva de género, y las décadas de experiencia de ONU-Mujeres en la provisión de asistencia técnica y fortalecimiento de capacidades, se obtienen seis principios que han demostrado contribuir al éxito de las iniciativas sobre presupuestación con perspectiva de género.

Cómo presupuestar con perspectiva de género

  1. Las disposiciones jurídicas sí importan. Dotar a la presupuestación con perspectiva de género de condición jurídica contribuye a su continuidad cuando se produce un cambio de actores políticos. Austria, Bolivia y Rwanda han introducido la presupuestación con perspectiva de género en sus constituciones.

  2. El liderazgo del ministerio de Hacienda es fundamental. Nuestros análisis y experiencia demuestran que la presupuestación con perspectiva de género tiene más posibilidades de mantenerse en el tiempo si es el ministerio de Hacienda quien lidera el proceso. Albania, Corea y Uganda son tres ejemplos de ello.

  3. Los ministerios de sociedad civil, género y otros ministerios, así como los parlamentos y el ámbito académico son también actores fundamentales. En Timor-Leste, el primer ministro y los miembros del parlamento fueron esenciales en la aprobación de varias resoluciones. El Women’s Budget Group del Reino Unido, que inició sus actividades en los años ochenta, lleva a cabo un análisis anual en profundidad con perspectiva de género del presupuesto.

  4. Alinear los objetivos con los planes nacionales de igualdad de género o con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Desde el principio, Marruecos y Afganistán alinearon sus objetivos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio y, ahora, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como con sus propios planes nacionales de desarrollo.

  5. No deben ignorarse los impuestos. La mayoría de los países se han centrado en el gasto; sin embargo, las políticas fiscales no siempre son neutras en cuanto al género. Austria ha definido un objetivo de igualdad de género, y algunos gobiernos, entre ellos los de Finlandia, Irlanda y España, han mostrado su determinación de realizar estudios que analicen los aspectos de género de la política de ingresos.

  6. Todos los niveles de gobierno tienen un papel que desempeñar. Los «clubes locales sobre presupuestos» de Uganda permiten a los ciudadanos debatir prioridades de gasto y exigir responsabilidades a los gobiernos. Los estados de la India que cuentan con medidas en materia de presupuestación con perspectiva de género han realizado mayores progresos hacia la igualdad de género en la escolarización en enseñanza primaria que aquellos sin este tipo de medidas.

¿Qué pueden hacer los países para mejorar su presupuestación con perspectiva de género?

  1. Tratar de mejorar la presentación de información y la transparencia. Las declaraciones sobre presupuestación con perspectiva de género pueden contribuir a la transparencia. Austria, Bangladesh, India, Corea, Marruecos y Nepal han realizado este tipo de declaraciones en diferentes formatos.

  2. Realizar un seguimiento y evaluar las medidas en materia de presupuestación con perspectiva de género o recopilar datos desagregados sobre género. En Corea, el gobierno debe examinar los impactos de género del presupuesto y si los hombres y las mujeres reciben prestaciones de forma equitativa. Uganda creó un Certificado sobre Género y Observancia de la Equidad para que el proceso presupuestario atienda las necesidades de las mujeres.

  3. Desarrollar las capacidades. A lo largo de los años, ONU-Mujeres y las organizaciones nacionales de ayuda han ofrecido asistencia técnica y capacitación; sin embargo, en muchos países, el personal de nivel técnico se beneficiaría de programas adicionales de capacitación. El FMI, mediante cursos de capacitación dirigidos a funcionarios de los países, así como la provisión de asistencia técnica a Austria, Bahrein, Camboya y Ucrania, colabora cada vez más con los países miembros en numerosos aspectos de la presupuestación con perspectiva de género.

  4. Colaborar. El FMI colabora con ONU-Mujeres para avanzar en este trabajo. En febrero de 2018, se organizaron dos talleres conjuntos, uno dirigido a países subsaharianos y otro a países de Europa sudoriental. Durante las Reuniones de Primavera del FMI del año pasado, se celebró una charla conjunta tipo TED en la que se ofreció a los participantes una panorámica de los principios sobre presupuestación con perspectiva de género.

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Todos los días, funcionarios encargados del presupuesto en los niveles nacional, estatal y local de gobierno deben tomar decisiones de asignación de los recursos de los que disponen. Con la presupuestación con perspectiva de género, los funcionarios de los países tienen también la oportunidad de hacer cuentas y fijarse en el impacto que tienen las políticas fiscales y de gasto sobre las mujeres y la sociedad en su conjunto.

Enlances relacionados :
As mulheres e o crescimento econômico – Revista F&D
O FMI e as questões de gênero