La comunicación eficaz del banco central es esencial para guiar las expectativas del mercado (Foto: lionvision/iStock)

Por Juan Yépez

(Versiónes en English,Português)

En el caso de los bancos centrales latinoamericanos, a veces las palabras valen más que los hechos.

La razón es que el público y los inversionistas se basan en las comunicaciones del banco central para tomar decisiones económicas y financieras. Por lo tanto, una comunicación clara y congruente por parte del banco central sobre las decisiones en cuanto a las políticas y las perspectivas económicas es esencial para guiar las expectativas del mercado.

El gráfico de esta semana, tomado de Perspectivas económicas regionales: Las Américas, muestra que no se trata solo del volumen de las comunicaciones de los bancos centrales, sino también de la calidad y la claridad de la información. Usando artículos de la sección de negocios de periódicos locales para comparar la facilidad de lectura y la claridad de la comunicación, determinamos que los bancos centrales de Chile y Colombia han mejorado la comunicación a lo largo de los años.

Los comunicados de prensa del banco central de Chile recibieron el puntaje máximo en términos de la facilidad de lectura, en comparación con los demás países.

 

Calidad antes que cantidad

En América Latina, las comunicaciones de los bancos centrales son más o menos parecidas y consisten principalmente en comunicados de prensa, actas de reuniones, informes trimestrales sobre las perspectivas de la inflación y audiencias parlamentarias.

En los últimos tiempos, se ha hecho hincapié en la región en la importancia de mejorar la transparencia de los bancos centrales. Por ejemplo, en Brasil y México, los comunicados de prensa son hoy más detallados y contienen una explicación exhaustiva de las políticas y los riesgos inflacionarios.

La transparencia es buena, pero los documentos densos y confusos, no; suelen despistar al lector y pueden acentuar la incertidumbre en torno a las medidas de política futuras. En este sentido, determinamos que cuando los bancos se comunican de una manera que el público general comprende mejor, las decisiones sobre la política monetaria son más predecibles y creíbles.

Eso incluye oraciones más cortas con palabras y una estructura más sencilla. Por ejemplo, los comunicados de prensa de los bancos centrales de Chile y Perú son relativamente más cortos que los de otros bancos centrales de la región. Por eso no es sorprendente que las comunicaciones de estos países sean más fáciles de leer, como lo muestra el gráfico.

Cómo comunicarse

Entonces, ¿qué pueden hacer los bancos centrales de la región para comunicarse mejor? Necesitan ser más transparentes y ofrecer a los mercados pautas explícitas y claridad en torno a:

  • las novedades recientes en el ámbito económico interno y externo y el panorama del crecimiento, la inflación y el desempleo trazado por el banco central;

  • el equilibrio de los riesgos en torno a las perspectivas inflacionarias;

  • el rumbo de las políticas (si las tasas de interés subirán o bajarán);

  • pautas sobre la dirección futura condicional de la política monetaria; y

  • los objetivos del banco central.

Realzar la transparencia a través de una comunicación mejor es vital para los bancos centrales porque la transparencia ayuda a incrementar la previsibilidad de las políticas.

Con previsibilidad, el público puede anticipar las decisiones del banco central, que puede alinear mejor las expectativas inflacionarias a mediano plazo del público con sus propios objetivos. Eso refuerza el impacto de los cambios a la política monetaria y le da más credibilidad al banco central.

La transparencia y las comunicaciones no son una panacea, pero implementar estas estrategias en última instancia puede ayudar a afianzar los bancos centrales latinoamericanos.

Vínculos de interés:
Las comunicaciones pueden contribuir al despegue de la estabilidad financiera