¿Qué tan costosa es la intervención cambiaria?

By | Mayo 24th, 2011|America Latina, FMI, Fondo Monetario Internacional, mercados emergentes, tipo de cambio|

Por Gustavo Adler y Camilo E. Tovar

Muchos bancos centrales de economías emergentes, incluidas las de América Latina, han recurrido cada vez más a la intervención cambiaria como mecanismo para contener presiones a la apreciación de sus monedas producto de las condiciones excepcionalmente favorables de financiamiento externo. Esto suscita dos preguntas que abordamos en la última edición de Perspectivas Económicas: Las Américas: ¿qué tan efectiva es la intervención cambiaria? y ¿qué tan costosa puede ser?

La primera pregunta ya fue objeto de discusión en otro blog reciente (“La intervención cambiaria:¿Frena la apreciación de las monedas?”). En este blog nos enfocamos en el segundo tema: los costos fiscales de la intervención cambiaria.

El interés en esta pregunta surge del hecho que la fuerte intervención por parte de los bancos centrales —entre 2004 y 2010— indujo una expansión muy rápida de sus balances, tanto del lado de los activos externos (en moneda extranjera) como de los pasivos domésticos (en moneda nacional) (ver gráfica). Principales componentes de balances de bancos centrales - América Latina
En algunos casos esto generó pérdidas operativas importantes debido a que los pasivos domésticos que se emiten para esterilizar estas operaciones suelen pagar tasas de interes mayores a los que se gana sobre los activos externos. Estas pérdidas operativas que surgen por el diferencial de rendimientos de los activos es lo que se conoce como costos “cuasi-fiscales” de la intervención cambiaria.

La forma de calcular estos costos cuasi-fiscales es, sin embargo, materia de debate. En la última edición de Perspectivas Económicas: Las Américas proponemos una medida general de costos económicos (es decir, costos de oportunidad). Para aquellos lectores más técnicos estos costos se calculan como el desvío de la paridad de tasas de interés multiplicado por el cambio en los activos externos netos producto de las intervenciones cambiarias, el cual es un cálculo aproximado del cambio en la posición en moneda extranjera.

(más…)

Cómo puede contribuir el grupo BRIC al crecimiento de los países de bajo ingreso

By | Mayo 12th, 2011|Crecimiento, FMI, Fondo Monetario Internacional, mercados emergentes, países de bajo ingreso|

Por Dominique Desruelle y Catherine Pattillo

(Versiones en English, Português)

El grupo denominado BRIC —Brasil, Rusia, India y China— podría alterar decisivamente la manera en que los países de bajo ingreso construyen su futuro económico.

Gracias a su creciente alcance económico y financiero, el BRIC se ha transformado en una nueva fuente de crecimiento para los países de bajo ingreso.

Los lazos entre los países de bajo ingreso y el BRIC —sobre todo en el ámbito del comercio internacional, la inversión y el financiamiento para el desarrollo— se han multiplicado durante la última década. Y la relación podría adquirir aún más relevancia tras la crisis financiera mundial: el crecimiento más vigoroso del BRIC y su demanda de las exportaciones de los países de bajo ingreso constituye una protección frente a la demanda anémica de la mayoría de las economías avanzadas.

Las ventajas que pueden ofrecer los lazos entre los países de bajo ingreso y el BRIC son enormes.

Pero también lo son los desafíos y los riesgos que es necesario mantener bajo control para que la relación entre los países de bajo ingreso y el BRIC respalde un crecimiento duradero y equilibrado en dichos países. Activar las nuevas fuentes de crecimiento y financiamiento de la inversión —sobre todo teniendo en cuenta las gigantescas necesidades de inversión de los países de bajo ingreso— plantea una multitud de cuestiones; entre ellas:

(más…)

La intervención cambiaria: ¿Frena la apreciación de las monedas?

By | Mayo 3rd, 2011|America Latina, Asia, FMI, Fondo Monetario Internacional, mercados emergentes, tipo de cambio|

Por Gustavo Adler y Camilo E. Tovar

La abundante liquidez en los mercados mundiales y la elevada exposición a los movimientos de capital han puesto al tema de la intervención cambiaria en el centro del debate económico en América Latina. Pese a su intenso uso es poca la evidencia existente sobre sus efectos en el tipo de cambio, en particular, para frenar la apreciación.

En la última edición de Perspectivas Económicas: Las Américas revisamos el tema de la intervención cambiaria desde un nuevo ángulo. Utilizando datos para un grupo de economías de América Latina y de otras regiones examinamos las prácticas y efectividad de la intervención cambiaria durante el periodo 2004–10. En particular, intentamos responder ¿Cómo intervienen los países de América Latina y en qué difieren de otras economías? ¿Qué motivaciones impulsan esas políticas? ¿Qué tan efectivas han sido en afectar el tipo de cambio?

La mayoría de los bancos centrales de la región tuvieron una activa participación en el mercado de divisas, interviniendo en promedio en uno de cada tres días. Esta cifra es relativamente alta dado que la mayoría declara tener un régimen de tipo de cambio flexible. Aunque la intervención se dio en oleadas, respondiendo principalmente a cambios en las condiciones financieras mundiales, hay diferencias entre los países de la región: Chile, Colombia, Guatemala y México tuvieron un nivel de intervención moderado, mientras que Perú y Uruguay—economías dolarizadas—y Brasil tuvieron uno alto.

La intervención con frecuencia estuvo acompañada de apreciación de las monedas. Esto ilustra la dificultad de evaluar los efectos de estás políticas. Por una parte, hay una causalidad doble entre intervención y el tipo de cambio: la intervención afecta el tipo de cambio, pero la decisión de intervención también depende del tipo de cambio. Por otra, no se observa lo que hubiese pasado con el tipo de cambio en ausencia de la intervención.

(más…)